Otras cuevas en Roraima

(Solo resultados año 2003)

Text: Branislav Šmída, Lukáš Vlček, Marek Audy



Durante esta expedición a Roraima también se encontraron y se investigaron otras cuevas que hay en los alrededores de Ojos de Cristal, lo cuál seguramente permitiría hacer interesantes conjeturas sobre la génesis de las cuevas en las cuarcitas.

Cueva del Hotel Guácharo

La más grande de estas resultó ser la Cueva del Hotel Guácharos, que tiene unos 300m de largo y una entrada que estaba directamente frente a nuestro campamento. Esta cueva  ya había sido visitada por algunos turistas previamente pero sabemos que estos visitantes desconocidos llegaron solamente hasta un escalón grande donde hay una sala y una catarata, ya que sus huellas no continuaron más allá. Al igual que la Cueva Ojos de Cristal, esta del Hotel de los Guácharos también está inclinada aunque algo más que la de Ojos de Cristal, y uno de los lugares más espectaculares  que estudiamos es el que llamamos “La Sala con Catarata” de 15 x 10 x 30m,  que para nuestra experiencia representa el espacio subterráneo más grande del que hemos tenido conocimiento en las cuevas locales. No obstante, tampoco hemos explorado esta cueva en su totalidad, ya que se encontramos unas galerías bajas, llenas de agua por donde hay que pasar gateando y que posiblemente continúan. Tampoco descartamos que esta cueva se encuentre unida mediante una estrecha galería con la Cueva Ojos de Cristal, ya que ambas se encuentran en la misma depresión, por lo que su desarrollo pudo haber sido simultáneo. De esta manera podría haber allí un sistema hipogeo posiblemente mayor a los 4km de desarrollo,  haría de esta cueva la más larga de todas las conocidas en roca cuarcita y bien valdría la pena que los espeleólogos locales se enctusiasmaran con esta información y continúaran su exploración.

Sektor Valle con Bosque Tepuyar

Cueva con Puente -  Propast s Mostem

También hemos descubierto en los alrededores del campamento otra caverna que lhemos llamado La Cueva de Gilberto que está formada por dos túneles dos túneles con un largo de unos 250m. Asimismo encontramos una cueva que llamamos la Cueva Asfixiadora, aunque ninguna de estas ha sido bien investigada por nosotros. Otra área de que despertó nuestro interés se encuentra en la zona de las grietas grandes que se encuentran hacia el oriente del campamento. Allí hemos descendido a dos de ellas que mantienen una corriente de agua activa.

La Cueva con Puente representa una clásica furnia agrietada de cuarcitas, con un largo de 250m que se fué estrechando hasta impedirnos el paso).



Grieta de Diablitos Volantes - Trhlina lietajúcich diablikov

La Grieta de Diablitos Volantes donde también entramos prece tener una profundidad mayor a 120m, pero suponemos que podría desembocar en una de las paredes de uno de los cañones que observamos desde la base de la montaña, desde la selva. Al norte de esta zona se encuentra una gigante caldera de dolina como de unos 100m de diámetro, pero no nos hemos acercado al borde de la misma por la existencia de unas fisuras profundas, con grandes bloques de piedra cdensamente rodeados por selva.

Al este de esta zona también hemos encontrado una depresión sumidera donde hay un riachuelo que mantuvo un caudal de 100 a 200 litros por segundo, aún después de dos días de sol. Sin embargo, por los bloques gigantes que hay por la periferia de esa depresión no pudimos llega hasta la parte subterránea.


Génesis de las cuevas

Los espacios más grandes de Ojos de Cristal se formaron en las intersecciones de varias galerías, a veces por la unión de varios de sus pisos. Probablemente también aquí funcionará el principio de la corosión mixta, aunque no se le debe disminuir al importancia a la erosión mecánica que provocan las aguas torrenciales cargadas de sedimentos cuando chocan contra las paredes de los túneles de la cueva ya que por lo general las paredes lateral que se relacionan con la estructura sedimentaria de la piedra arenisca resultan las más abrasionadas.

El hecho de que las cuevas están situadas tan cerca de la superficie y sean subhorizontales, que es la razón por la que las galerías conservan una inclinación de acuerdo con las condiciones de las capas de la roca, probablemente sea la razón por la que aparezca una erosión selectiva hacia alguno de los estratos “más blandos“ y permeables.

También en la superficie de Roraima nos hemos fijado como la erosión ha actuado selectivamente sobre las rocas y en la cumbre se ven columnas 20 o 30m de altura que están intensamente desgastados lateralmente pero que dan una ida d los procesos erosivos que han actuado sobre esta cumbre. Igualmente encontramos por encima de la cueva y en el terreno contiguo, unas “gorras“ formas por secciones de roca menos permeables (posiblemente constituidas por sedimentos de grano más fino). Por ahora desconocemos si estos patrones se repiten y son constantes en esta formación de roca cuarcita, porque si así fuera se podrían hallar en varios lugares otras cuevas subhorizontales que probablemente se desarrollan en forma simultanea,  ocupando la roca a manera de pisos  que quedarían uno por encima del otro. Tampoco sabemos si algunas de las grietas grandes cortan el paso de cuevas parecidas. Por ahora estas son hipótesis, pero el hecho es que en algunos lugares de la superficie de Roraima hay sitemas de drenaje que son claramente subterráneos.   Sobre la edad de estas cavidades por ahora no podemos opinar con propiedad, aunque se ha estimado que las rocas del grupo Roraima sufríeron la influencia de la erosiónya desde el Cretácico. Aunque no creemos  que que la Cueva Ojos de Cristal pudiera ser tan antigua, ni tampoco su proto-fase. Esto lo indica su importante situación cerca de la superficie del macizo que es la más sujeta a la nivelación. En todo caso, si suponemos que la disolución química de areniscas de cuarzo sues algo que demora largo tiempo, la época de la ampliación de la cueva pudo ser verdaderamente larga, quizá millones de años.

Durante la expedición hemos levantado mapas también de la conocida depresión sumidera El Foso que reportó Brewer-Carías en su libro Roraima, pero auque después él nos informó como entró y salió de El Foso por el agua, no tuvimos oportunidad de conocer ese pasaje. Al igual que en el resto tenemos claro en caso de las cuevas que descubrimos.

Antes de terminar queremos dejar testimonio que al lado de la rampla de acceso a Roraima hemos localizado dos potentes tubos de agua (Tuná Deutá), sin embargo el drenaje de los alrededores de la Cueva Ojos de Cristal y de toda la zona alrededor del borde suroeste de la meseta suponemos que drena en la dirección entre el norte y el noroeste, hacia el anfiteatro que forma el río Waruma entre Roraima y el tepuy vecino Kukenan. El desnivel de estos hidrosistemas puede ser entre los 400 y 500m, lo que generaría tremendas presiones hdráulicas. Las preguntas sobre si se están desarrollando otras cuevas más profundas en este macizo solamente las puede contestar otras exploraciones hacia un lugar del Mundo Perdido en el que el descubrimiento de la amplia Cueva Ojos de Cristal por los espeleólogos de la expedición checa y eslovaco ha dado en Roraima un gran paso.